Congestión y obstrucción mamaria

2018-04-24T14:36:02+00:00

La congestión mamaria se relaciona a una retención de la leche que generalmente se da por un vaciamiento inadecuado de la glándula y que puede presentarse en los dos senos a la vez o de manera localizada en la glándula. No se sabe con exactitud qué es lo que puede generar una obstrucción mamaria, sin embargo, se relaciona con una sobreproducción de leche, un drenaje inadecuado del pecho o por utilizar brasieres muy apretados que evitan el flujo natural de la leche.

Congestión y obstrucción mamaria2018-04-24T14:36:02+00:00

Ingurgitación mamaria, tengo los pechos muy hinchados

2018-03-21T16:34:01+00:00

Esta inflamación en los senos no está asociada inicialmente a una retención de leche como se suele pensar y como ocurre en la congestión mamaria, sino a un aumento de la vascularización de los vasos sanguíneos y de los conductos linfáticos que hacen parte del desarrollo de la glándula y nutrirla para la lactancia.

Ingurgitación mamaria, tengo los pechos muy hinchados2018-03-21T16:34:01+00:00

No me baja la leche

2018-02-18T19:35:03+00:00

El temor de toda mujer cuando nace su bebé es el de no producir suficiente leche. Gran parte de esa desconfianza con la que nos predisponemos se origina en nuestro núcleo familiar y en la sociedad, cuando los mitos y las falsas creencias afectan nuestra confianza para dar el pecho.

No me baja la leche2018-02-18T19:35:03+00:00

Mi bebé prefiere un pecho

2018-02-22T11:53:12+00:00

Muchas mujeres nos preocupamos cuando de repente empezamos a notar que nuestro bebé muestra preferencia por uno de los pechos y poco a poco desinterés por el otro. Los motivos son diversos y no existe una causa absoluta, sin embargo, así el desenlace sea la definitiva preferencia unilateral, esto no significa que sea el fin de la lactancia. ¡Podemos seguir perfectamente amamantando con un solo pecho!

Mi bebé prefiere un pecho2018-02-22T11:53:12+00:00

Signos de un agarre por mejorar

2018-02-22T11:22:04+00:00

Un agarre deficiente al pecho puede resultar en una situación muy dolorosa y tormentosa para nosotras y para nuestro bebé. Si no se corrige a tiempo este puede causarnos desde lesiones en los pezones, dolor al amamantar, infecciones en la glándula hasta afectar el aumento de peso nuestro bebé y comprometer su salud, y como consecuencia el riesgo del abandono precoz de la lactancia.

Signos de un agarre por mejorar2018-02-22T11:22:04+00:00

Cómo conseguir un agarre eficiente al pecho

2018-02-22T11:29:41+00:00

El agarre eficiente de nuestro bebé al pecho, desde el inicio de la lactancia, puede determinar el futuro de la misma porque interviene en la decisión por parte de la madre de continuar o abandonarla. Un agarre ineficiente acaba por lastimar los pezones y, por ende, afecta desde la producción adecuada de leche, posiblemente causando problemas más graves como una mastitis o absceso, hasta perturbar el aumento del peso del bebé, entre otras consecuencias.

Cómo conseguir un agarre eficiente al pecho2018-02-22T11:29:41+00:00